Inicio

Opinión



Parvulario

Muchos hombres en un solo nombre por Alirio Pérez Lo Presti

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALIRIO PÉREZ LO PRESTI, Opinión, ,Muchos hombres en un solo nombre por Alirio Pérez Lo Presti
ALIRIO PEREZ LO PRESTI


Twitter: @perezlopresti

En un bar de Valparaíso me consigo con un viejo amigo. Le recuerdo que en un tiempo era tan peleón que hasta solía pelear consigo mismo. Lo veo sereno, disfrutando de una cerveza artesanal y contemplando el diario trajinar del muelle. Me obsequia, con dedicatoria, el último libro que publicó. Está experimentando desde el punto de vista literario con cuentos muy breves en donde la ironía es el eje de los relatos. Por mi parte le entrego las fotocopias de unos manuscritos sobre crónicas cotidianas que estoy compilando para armar un nuevo libro. Nos preguntamos cuál es la fórmula para terminar haciendo aquello que hemos querido. Coincidimos en que ambos siempre hemos tenido claro a dónde queremos llegar y con una sonrisa compartida brindamos por eso.


Jorge Luis Borges, en un acto público, presentó a Arturo Uslar Pietri con una frase que después se habría de convertir en el título de la entrevista que le hizo Margarita Eskenazi al reconocido hombre de pensamiento venezolano, la cual fue publicada como libro. Muchos hombres en un solo nombre” es la síntesis de una manera de definir al hombre que se mueve desde varias facetas y llega a ser talentoso en cada una de las mismas. Es una condición inusual, en donde más de una habilidad hace su aparición en un solo ser.


Como si fuese un reflejo, la mente humana tiende a clasificar a los otros. Esa necesidad de clasificación, que es una manera de simplificar la percepción en torno a lo desconocido, suele ser un artificio que funciona como un protector. Al clasificar a las demás personas, nos sentimos reconfortados de haber limitado el campo sensible en relación a las demás personas. Es un infalible mecanismo de defensa que tiende a generar sosiego y sensación de certeza.


Cuando señalamos que fulano es tonto, mengano es malo y perencejo es loco, los estamos ubicando en un lugar negativo en el cual los confinamos para nuestra tranquilidad. Descalificar es un artificio metal que funciona como un sistema defensivo. Esta forma de tipificar también sirve en sentido positivo y señalamos que este o aquél: “Es buena gente”, lo cual constituye una simplificación de la idea de bondad.






Contenido Relacionado