Inicio

Opinión



A modo personal por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  GIOVANNI CEGARRA, Opinión, ,A modo personal por Giovanni Cegarra
GIOVANNI CEGARRA



Analizando, sopesando, pensando, como debe ser, los pro y los contra, llegué a la fría conclusión, que la realidad socio económica política por la que hoy atraviesa nuestra Venezuela y de la que Mérida, Municipio Libertador del Estado Mérida, Región Andina, no se escapa, no plantea las condiciones necesarias para la realización del Carnaval Taurino de América 2019, en el marco de lo que sería, la celebración de los 50º años de la Feria del Sol.




Apreciación a modo personal, que cuesta escribirlo, sin adelantarme a acontecimientos, pero es la patética realidad.




No hay tiempo para organizar, a estas alturas, un ferial carnestolendo taurino que requiere de toda una logística especial, con personal técnico especializado, reseña y traslado de encierros, etc. de tal forma de presenciar en la Monumental Román Eduardo Sandia, un espectáculo como al que ya estamos acostumbrados, que creímos se podría dar contra viento y marea, pujamos hasta hoy pero lo que tenemos por delante, lo dice todo, las condiciones, sinceramente, no están dadas, aparte de que el abono taurino, se vino al piso.




Considero que de pronto, el diferir el Carnaval Taurino de América, le hizo un favor a la Empresa Taurina, le evita que su esfuerzo e inversión, se vaya al traste, caiga estripitosamente, arrastrando a un ferial taurino que por encima de todo, con todo y crisis, mantiene muy en alto, su prestigio regional, nacional e internacional, debe mantenerse así, pese a las circunstancias actuales.




Quede claro, que lo hoy escrito es, a modo personal, con todo y lo que duele, pujé hasta donde pude para evitar no se diera este bajón en el Calendario Taurino Venezolano, los politicos y el diablo se lo cargaron con todo y Feria del Sol, como aficionado cuesta aceptarlo pero es así, echarlo adelante es ser insensato con el pueblo en la realidad país que vive e ilógico sería, que de pronto, surjan de la nada, desfasados personajes figurines que se les antoje dárselas de empresarios, pretendan dar las corridas, adosándose de Autoridad Taurina ilegítima, echen de lado a la actual Empresa, improvisando entre gallos y media noche, pongan la torta cuando no sale comerla, por muy dulce que sea y punto (Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229)..    






Contenido Relacionado