Inicio

Opinión



De Larrazábal a Guaidó por José Ramón Contreras B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  EL VIGIA, Opinión, ,De Larrazábal a Guaidó por José Ramón Contreras B.
EL VIGÍA



Corrían los días del mes de febrero de 1958, luego de la caída del dictador nativo de Michelena estado Táchira, General Marcos Evangelista Pérez Jiménez el pasado 23 de enero de ese mismo año y, ya el país tenía un Presidente de transición, el joven militar Wolfgang Larrazábal Ugueto, con el grado de Vice-Almirante del componente de la Marina de Guerra, nativo de Río Caribe, municipio Arismendi del estado Sucre, fue designado Presidente encargado de la República de Venezuela, con el compromiso ante el pueblo y la Junta Patriótica de aquella época, de convocar a elecciones en un 1 año al electorado venezolano.


En los siguientes procesos electorales, se turnaron  en el poder los partidos políticos Acción Democrática y Copei, ambas organizaciones liderizadas por Rómulo Betancourt y Rafael Caldera respectivamente.


Hoy en un escenario muy parecido, se nos presenta, Juan Guaidó Márquez, otro joven, que ha emergido de ese contingente político universitario, con ese ímpetu que  caracteriza a ese sector y, arrastrando un conglomerado de electores venezolanos que sería motivo de envidia para las concentraciones políticas que en otrora tiempos organizarían partidarios de Carlos Andrés Pérez, Luís Herrera Campins y el mismo Hugo Rafael Chávez Frías.  Jocosamente algunos coterráneos se atreven a decir, que ahora, los escuálidos son los oficialistas, pués así lo reseñan las gráficas de los medios de comunicación y las redes sociales en las últimas concentraciones, tanto de un lado como del otro.


A nivel internacional ambos sectores gozan de apoyo, las principales potencias del mundo se cuadran en igualdad de condiciones a los bandos en pugna, observamos una mayoría relativa de Estados que inclinan la balanza hacia un gobierno de transición que promueve la Asamblea Nacional como Poder Legislativo y convoca a elecciones generales en un plazo relativamente corto, con un nuevo árbitro electoral.






Contenido Relacionado