Inicio

Regionales



Christi Rangel: “Urge necesariamente un cambio de rumbo en el acontecer económico”

Diario Frontera, Frontera Digital,  Christi Rangel, Regionales, ,Christi Rangel: “Urge necesariamente un cambio 
de rumbo en el acontecer económico”
FACES ULA



La actual situación económica y de servicios públicos por la que está atravesando Venezuela ha llevado al Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces) de la Universidad de los Andes, a  hacer una reflexión, a partir de las investigaciones que realizan, las cuales indican que la economía ha venido en descenso desde finales del año 2013, como consecuencia de políticas económicas erróneas que han asfixiado el aparato productivo nacional privado.


 


La profesora Christi Rangel, directora del IIES, explicó que a esta situación se le suma un gasto público excesivo, mal orientado, el cual se afianzó en los años de la bonanza, principalmente en las importaciones, lo cual llevó a afectar a la producción interna. Dijo que luego de que se produjo una fuerte disminución en la cantidad de divisas disponibles para ejercer el gasto, se disminuyó también la posibilidad de realizar importaciones por parte de los empresarios, por lo que se quedaron sin insumos para llevar a cabo sus actividades económicas. Hay que agregar también que la decisión de incremento de salarios, sin acuerdos entre las tres partes involucradas, han sido unilaterales, es decir han sido tomadas sólo por el Ejecutivo, lo cual ha afectando la estructura de costos de las empresas, por lo que en el año 2019 encontramos un aparato productivo mermado y afectado, afectación que aumenta todavía más en virtud de la grave situación del suministro eléctrico que coarta o disminuye toda posibilidad de producción.


 


“No hay manera de que un país progrese sin sus servicios básicos, específicamente la electricidad. Hemos visto cómo en el transcurso del mes de marzo las posibilidades de producción se redujeron a un 10 por ciento, porque los días efectivos de trabajo se limitaron a 10 o 12 días, para un empresario que labora o produce 26 días al mes, es decir, se redujo a menos de la mitad. Ya teníamos una economía afectada y la provisión de electricidad o crisis eléctrica, generó pérdidas cuantiosas sin mencionar el caso de las empresas que necesitan energía para el mantenimiento de sus insumos, como por ejemplo las relacionadas con productos lácteos o cárnicos. Ya tenemos una oferta restringida, hoy tenemos este problema que empeora el panorama de producción económica, así que debemos esperar para el mes de abril y mayo una menor oferta de productos nacionales, porque se alteró totalmente la producción”, resaltó la profesora Rangel.


 


En el caso del estado Zulia, señaló que se afectaron zonas de almacenamiento de insumos para largo plazo, lo cual limita su producción, por lo que se ve que no hay salida con el actual régimen que garantice un escenario económico viable y que estimule la actividad productiva, más aún cuando de las declaraciones del nuevo Ministro de Energía Eléctrica se desprende que habrá más racionamiento, pero además sin cumplir planificaciones, lo cual no permite la organización de las actividades para que se lleven adelante las actividades económicas.


 


“Urge necesariamente un cambio de rumbo en el acontecer económico, urge la recuperación del sistema eléctrico, urge la rendición de cuentas y que nos den información real de lo que está ocurriendo en el país, en su aparato productivo y que el poder Ejecutivo deje de financiar su gasto desordenado, distribuido a través de bonos sin selectividad, así como una gasolina regalada la cual, aún con fronteras cerradas, sale masivamente por las trochas, entonces el gasto no es que hay que recortarlo, en realidad necesitamos más gastos pero en salud, educación, insumos, en mejores salarios para quienes están trabajando. Debemos reorientar este gasto público, eliminando subsidios innecesarios, cobrando como debe cobrarse el suministro eléctrico, de agua, de gas, quitarle el subsidio a los servicios y focalizar las ayudas económicas a los más necesitados y el pago de salarios dignos que estimule el trabajo, la producción y estabilizar la actividad económica”, enfatizó la profesora Rangel.


 


Desde el IIES se tiene la propuesta en relación con este cambio de rumbo, ya que cualquier gobierno necesita un contrapeso, necesita controles, así como garantizar el acceso a la información. La mayoría de los países de América Latina están anotados en la Alianza de Gobierno Abierto propuesta por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el año 2011, la cual implica asumir compromisos para la transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información, canales de participación ciudadana, canales de colaboración entre empresarios, sociedad civil y el Estado.


 


“Venezuela necesita que tengamos un sistema de gobierno más equilibrado, con colaboración entre el sector público y el sector privado, pero una colaboración que nazca de la mutua confianza y que el gobierno permita a los ciudadanos conocer lo que se está haciendo con la administración de sus fondos y cómo está diseñando sus políticas para que los expertos de la sociedad civil y del sector privado apoyen al sector público en esa promoción de políticas públicas. Los recursos se debe administrar de la mejor manera, Venezuela necesita reorientar sus gastos hacia la eficiencia, hacia las verdaderas necesidades, dejar de tener los subsidios, focalizar las inversiones en el sector eléctrico y en el suministro de agua potable y de gas, que son fundamentales para el desarrollo económico, porque sino no va haber salida en el caso venezolano”, dijo para concluir la profesora Rangel. Golfredo Lobo / Prensa ULA / CNP 14.293






Contenido Relacionado