Inicio

Opinión



Así lo creo…

OBRAR CON REFLEXION por Jesús Alberto Barrios

Diario Frontera, Frontera Digital,  JESÚS ALBERTO BARRIOS, Opinión, ,OBRAR CON REFLEXION por Jesús Alberto Barrios
JESÚS ALBERTO BARRIOS


stos días de la Semana Santa, oportuno es tratar de reflexionar sobre la Venezuela que aspiramos. Frente a los voceros de la negación y del desaliento, necesario es reflejar: paz, tranquilidad y serenidad. Son tiempos de oración y sosiego, en contraposición a la turbulencia y la confrontación, que sustenta el comunismo. Venezuela requiere un cambio de rumbo, con un nivel superior para el entendimiento nacional y la restitución democrática. En el actual régimen comunista, el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos, se han llevado a efecto actos de abuso y barbarie, ante los ojos del mundo democrático, que está pendiente de lo que ocurre en el país. El respeto a esos derechos, sirven de fundamento a los principios y valores del ser humano. Pues sin ellos, no se concibe una acción y efecto de comunicarse, para el Bien Común. Por eso, hay que trazar un conjunto de posibilidades y perspectivas, para lograr el país que queremos. Es la oportunidad de reflexionar, sobre la paz y el entendimiento unitario. La actitud beligerante del régimen, atenta contra la dignidad del venezolano, pero nada altera la voluntad de un pueblo, que en las calles manifiesta con esperanza el  rescate de la paz. Por eso es necesario, en estos días de reflexión, orar y pedir a Dios todo poderoso, establecer condiciones favorables para reforzar la unidad, mediante la cual, tenga cabida y representación de todos los sectores de la vida nacional, inclusive las fuerzas políticas que se han desprendido del régimen. La preocupación nacional,  es la suerte del país, por ello necesitamos cambiar de rumbo. Un cambio para un gobierno que no utilice a los pobres como escudo, arma defensiva que presenta para cubrirse y resguardarse del desastre que generó. Por eso, en esta Semana Santa necesario es rogar por Venezuela, que sobre las bases democráticas adecuadas surja un nuevo país, haya preocupación por combatir la pobreza y estimular las fuerzas creativas de la Nación. Es el momento de pedir al Señor Todopoderoso, Jesucristo, mucha fe y esperanza para cambiar. Es un canto a la paz, y un grito de ¡no a la confrontación y la violencia!. Además, una reafirmación a la hermandad de los venezolanos de buena voluntad, para obrar con  reflexión.  

jesusalbertob@hotmail.com

Instagram: @jesusalbertob

Twitter: @jesus_albertob





Contenido Relacionado