Inicio

Opinión



¿Éxito o fracaso? por Luis Vicente León

Diario Frontera, Frontera Digital,  LUIS VICENTE LEÓN, Opinión, ,¿Éxito o fracaso? por Luis Vicente León
LUIS VICENTE LEÓN


Cómo evaluar los eventos políticos recientes? ¿Éxito o fracaso? Para responder hay que matizar, es decir hacer un análisis de detalle y no la respuesta emocional y simplista, en clave blanco y negro, que tanto le gusta a los linelpensantes



Si consideramos que el objetivo opositor era provocar una fractura interna del sector militar y motivar con esto a la población a salir a la calle a luchar por el cambio, hasta que Maduro saliera del poder, entonces es obvio que el intento fracasó en esta etapa y podría traer como consecuencia una fase posterior de frustración y desconfianza. 




Los argumentos dados sobre la supuesta oferta de participación del ministro Padrino y el presidente del TSJ, Mikel Moreno, para sacar a Maduro del poder, que fue luego abortada por intervención de Rusia, parece más una estrategia para presionar la fractura interna del chavismo y justificar el incumplimiento del objetivo planteado. 




Es evidente que la fractura militar no se consolidó, ni provocó, por ahora, la salida del gobierno, pero la razón se encuentra en otra parte, ya que el sector militar es corporativista y actúa en cambote, independientemente de sus diferencias internas. Es la vía natural para evitar el conflicto armado entre ellos. La historia indica que los riesgos reales para Maduro están concentrados en que se desmarque la corporación militar como un todo, pero para eso los militares deben tener confianza en que participaran en un cogobierno que preserve su poder y les permitan la autoprotección, algo para lo que no tienen ahora alguna oferta creíble. La amnistía es un canto chimbo de sirenas, pues no funciona para los inamnistiables, ni para los otros grupos que no han cometido crímenes y no la necesitan. 




Pero si analizamos la lucha opositora desde una perspectiva más amplia y no desde su autolimitada vía de plantear batallas finales en cada evento que desarrolla, podríamos concluir que la oposición sí ha logrado un avance relevante en este episodio. Luego de varios meses repitiendo la misma estrategia, que no tuvo resultados concretos y se tornó decepcionante para la gente, el nivel de soporte popular de Guaidó y la esperanza de cambio comenzaban a debilitarse. Si todo seguía igual, el futuro estaba cantado y se parecía a la situación de diciembre pasado, pero peor. En este momento, la oposición renueva, con sus acciones, las esperanzas de cambio, aunque volverá a tener retos relevantes para rellenarlas. Mientras tanto, Leopoldo López logra salir de su casa y protegerse en la Embajada de España, lo que era un objetivo en sí mismo y una búsqueda política de más de cinco años. En una primera instancia, esa es una acción motivadora para la base opositora, aunque si no se presentan resultados en términos nacionales, la percepción terminará siendo que la #operacionlibertad se refería específicamente a la libertad de Leopoldo, que no es poca cosa, pero no es suficiente.




El segundo tema que queda por entender es el impacto que todos estos eventos tendrán hacia el interior del sector militar, en esa caja negra que no es posible analizar transparentemente. Que no se hayan dividido ni mostrado explícitamente no significa que no haya una procesión por dentro y no se sabe en que momento puede manifestarse. Pensar que fracasaron porque no lo hicieron hoy, es desestimar los efectos secundarios de las luchas, que en la historia han sido muy relevantes, incluyendo las acciones contra el cuartel Moncada, la lucha contra Pérez Jiménez o la intentona ¿fallida? del mismo Chávez, años antes de tomar el poder y traernos a donde estamos. No estoy diciendo que esto va a pasar. Estoy diciendo que es simplista evaluar resultados por el impacto directo, sin considerar los efectos secundarios de toda lucha y eso sólo se verá si se entiende que la lucha es larga y tendida. 




luisvleon@gmail.com






Contenido Relacionado