Inicio

Nacionales



Al tachirense se la va la vida en largas colas por gasolina

Diario Frontera, Frontera Digital,  GASOLINA EN TÁCHIRA, Nacionales, ,Al tachirense se la va la vida en largas colas por gasolina
Un tachirense puede pasar 4 horas o dormir en una cola de gasolina


En el mercado negro, una pimpina de 20 litros puede costar 10 millones de bolívares. También cobran en moneda colombiana llegando a cotizarse entre ocho mil o 10 mil pesos

San Cristóbal.- Un tachirense puede pasar 4 horas o dormir en una cola de gasolina. A medida que transcurren los días, la situación se agrava sin que haya una respuesta ante la problemática que afecta a todos los residentes de la entidad andina.


Desde hace nueve años, la figura del tag o chip apareció como una posible solución al contrabando de este rubro. Todos los vehículos fueron obligados a tener el tag dado que las estaciones de servicio fueron automatizadas y solo se le vendería hidrocarburo a quienes lo poseyeran.

Sin embargo, regularmente se registraban colas de gasolina cada cierto tiempo con argumentos tales como problemas de despacho en la planta de llenado de El Vigía, vías colapsadas por lluvias, manifestaciones, protestas de transportistas, bloqueo económico, paso de huracanes, entre otros.

El cierre de la frontera con Colombia tampoco melló el problema. Las trochas -caminos irregulares debajo de los puentes internacionales- siguen siendo las vías por donde pasa la gasolina. La creación de bombas internacionales con el valor de la gasolina más cara y con venta ilimitada solo sirvió para que los contrabandistas se aprovecharan de esa circunstancia.

En la víspera de las elecciones a gobernadores del año pasado, las colas reaparecieron con más fuerza y, desde entonces, no han cesado. En un día “normal”, las personas pueden durar dos horas para abastecerse.

En situaciones críticas, 4, 6 o 16 horas puede ser el tiempo de espera sin garantía de que el carburante alcance para todos. Aunado a ello, los constantes cortes de energía eléctrica también paralizan el suministro en las bombas que no cuentan con planta.

En el mercado negro, una pimpina de 20 litros puede costar 10 millones de bolívares. También cobran en moneda colombiana llegando a cotizarse entre ocho mil o 10 mil pesos.

Se han reportado infinidades de atracos en las colas sobre todo a quienes pernoctan a las afueras de los expendios de combustible.

En municipios alejados a la ciudad capital, la demora no es de horas sino de dos o tres días mientras que en San Cristóbal, la fila de vehículos que se haya no es comparable ni siquiera a la que se experimentó en la severa crisis del paro petrolero de 2002,.

Gobernadora y alcalde de San Cristóbal se pronuncian

Desde que era diputado regional y ahora como alcalde de San Cristóbal, Gustavo Delgado, ha realizado diferentes llamados de atención al Gobierno Nacional a través de Pdvsa para que den una razón por la cual, en el Táchira y San Cristóbal sigue siendo un problema grave el suministro de gasolina.

A su juicio, es un “castigo para los tachirenses” lo que sucede. Manifestó además que el sector transporte se encuentra en crisis, pues “no se trata solo de la distribución de la gasolina, también del gasoil, los productores agropecuarios, empresarios y comerciantes en general se ven afectados y esto frena el desarrollo de todo el estado Táchira”, expresó.

Por su parte, la gobernadora Laidy Gómez ha exigido iterativamente que haya soluciones ante esta crisis y denunció el “ordeño” de gandolas. “En la vía de la carretera Panamericana hacia el centro del estado Táchira están ordeñado las gandolas de gasolina”, combustible que a su juicio está siendo trasladado por Boca de Grita y comercializado en el hermano país; situación que se conoce gracias a las denuncias de las comunidades del sector San Félix del municipio García de Hevia.

Además la gobernadora aseveró que esta acción estaría siendo apoyada por los organismos de seguridad instalados en el sector, razón por la cual, hizo un llamado a Pdvsa para que tome las medidas necesarias en este caso que está afectando a la población tachirense. EUD




Contenido Relacionado