Inicio

Regionales



Crisis dejó una estela de negocios cerrados: en Mérida el 35 % bajó sus santamarías

Diario Frontera, Frontera Digital,  MARCOS DEGADO, Regionales, ,Crisis dejó una estela de negocios cerrados: 
en Mérida el 35 % bajó sus santamarías
MARCOS DELGADO


** El presidente de Fedecámaras en el estado Mérida, Marcos Delgado, informó en exclusiva a Caraota Digital que el 30 por ciento de los comercios han cerrado sus puertas en el municipio Libertador y el otro 65 % labora en horario restringido, como consecuencia de la crisis económica y eléctrica que padece Venezuela.

«El grado de afectación de los comercios es total, hay un descontrol con los racionamientos, y genera mucha crisis», señaló Delgado, quien agregó que la cadena de frío en los supermercados «se rompió» y no hay manera de garantizar que los productos se puedan conservar para el consumo humano.

En ese contexto, refirió que cada vez que se registra un apagón falla el internet, los puntos de venta y las telecomunicaciones, «los equipos se dañan, muchos puntos de venta se han averiado y los costos de la reposición son muy altos», argumentó.

En torno a los horarios de trabajo, aseguró que se han reducido y los negocios abren mientras hay energía eléctrica, igualmente señaló que las plantas eléctricas pequeñas son para usarlas en emergencias o casos puntuales y no para jornadas continuas.

Por otra parte, apuntó que existen pueblos en los que las fallas con el sistema eléctrico se extiende por más de 12 horas continuas y se hace inoperativo el desarrollo de la actividad comercial, entre estos mencionó Timotes y Mucuchíes.


Apagones alteran procesos industriales


El representante de Fedecámaras explicó que los cortes eléctricos alteran y retrasan los procesos industriales, puesto que cuando ocurren y las máquinas están funcionando se produce pérdida de la materia prima, «la electricidad es fundamental para todas las actividades del ser humano y las empresas. Sin este servicio no hay producción», añadió.


Otro efecto colateral que mencionó es a propósito de los impuestos que deben pagar las empresas y comercios a las alcaldías. «Un ejemplo es el Seniat, se han visto disminuidos porque no hay ventas, al no haber venta el pago del IVA disminuye y dejamos de aportar recursos necesarios tanto para el Estado como para las alcaldías y así puedan desarrollar sus jornadas de trabajo normal», finalizó.

CARAOTA DIGITAL






Contenido Relacionado