Inicio

Opinión



En contexto

El precio de las criptomoneda por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,El precio de las criptomoneda por Alberto José Hurtado B.
CRIPTOMONEDAS



Mientras la cuarta revolución industrial avanza, las criptomonedas toman un rol preponderante en la dinámica financiera internacional. Han representado una innovación financiera capaz de economizar la información y reducir los riesgos asociados con decisiones humanas en los mercados financieros.


Su uso sigue incrementándose debido principalmente a: 1) capacidad para visibilizar todas las transacciones entre los usuarios del sistema, 2) eliminar la información asimétrica que caracteriza al sistema tradicional de intermediación financiera, 3) garantizar la seguridad en el registro público de las transacciones, 4) dar cuenta del elevado costo de la intermediación financiera en el proceso de verificación de transacciones, 5) delegar el proceso de verificación a una red de pares donde se recompensa la exitosa confirmación de las transacciones, 6) tener un mecanismo automático para definir su oferta y establecer una recompensada: la minería o proceso de validación de las operaciones con criptomonedas, y 7) han demostrado mantener altos niveles de seguridad para una actividad descentralizada. A pesar de estos aspectos preponderantes, es materia pendiente la identificación de los factores que determinan el precio de las criptomonedas.


De esta manera, no existe consenso acerca de los elementos que están detrás del precio de la moneda virtual convertible, descentralizada, fundamentada matemáticamente y protegida por criptografía. Así, el precio de las criptomonedas se asocia con: a) el común acuerdo de las fuerzas del mercado; b) la curiosidad (Kristoufek, 2013); c) sus costos de producción: electricidad, eficiencia energética minera, dificultad que enfrentan los mineros individuales y el rendimiento promedio de la red como un todo (García et al., 2014); d) su costo marginal de producción, incluyendo electricidad, seguridad y costos de hardware (Iwamura y Matsumoto, 2014); e) retorno real esperado de mantener criptomonedas, su riesgo respecto a otras monedas (riesgo y volatilidad), sus beneficios como medio de cambio en comparación con los sistemas tradicionales (disponibilidad y tarifas), grado de liquidez, preocupaciones no monetarias, tendencia del valor de mercado y expectativas (Ali et al., 2014); e) la competencia entre todas las criptomonedas (Halaburda y Gandal, 2014); f) la expectativa de burbujas especulativas y preocupaciones acerca de su viabilidad a largo plazo (Cheach y Fry, 2015); g) tamaño del mercado, volumen de intercambio, precio de entrada y la moneda de intercambio (Brandvold et al., 2015); h) disponibilidad limitada y la identificación única de cada criptomoneda (Dwyer, 2015); i) nivel de competencia entre productores, producción promedio de cada minero, y el nivel de dificultad del algoritmo usado para minar (Hayes, 2016); y j) en corto plazo, cambios en variables económicas, tecnológicas y condiciones del mercado, mientras que en largo plazo solo reaccionan a factores económicos, incluyendo costos de producción, anonimato y especulación (Li y Wang, 2016).


Es decir, se reconoce que la unidad de cuenta que incorpora los principios de la criptografía para lograr una economía de la información segura, descentralizada y distribuida, sigue representando una innovación cuyo precio esta condicionado por una variedad de parámetros. Tomando en cuenta que el sistema no exige de una identificación personal para financiar una cuenta, en un mercado proclive a la desviación de precios, resulta necesario un marco regulatorio global consistente, que facilite la identificación de los múltiples factores propios del libre mercado condicionantes del precio de una criptomoneda.


@ajhurtadob






Contenido Relacionado