Inicio

Internacionales



Exjefe negociador de las Farc arrepentido: «Fue un grave error haber entregado las armas»

Diario Frontera, Frontera Digital,  FARC, Internacionales, ,Exjefe negociador de las Farc arrepentido: 
«Fue un grave error haber entregado las armas»
FARC



Iván Márquez, quien fuera el jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en los diálogos con el Gobierno, ahondó este lunes la crisis política e institucional en torno a la frágil implementación de los acuerdos de paz en Colombia.


En un paradero desconocido desde agosto del año pasado, lanzó una carta divulgada a través de su cuenta de Twitter (@IvanMarquezFARC) señalando que fue un «grave error» haber aceptado el desarme para convertirse en un partido político, pues los fusiles eran la única forma que tenían de garantizar que el Estado cumpliera lo pactado.


La incendiaria misiva con la que reaparece Luciano Marín –el verdadero nombre de Iván Márquez– se origina por el caso de Jesús Santrich, el excomandante guerrillero pedido en extradición por Estados Unidos, sostiene el diario El País de España.


Santrich fue recapturado el viernes en la propia puerta de la cárcel, bajo nuevos cargos de la justicia ordinaria relacionados con narcotráfico, cuando se disponía a salir en libertad tras un fallo de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).


Luego de haberse cortado los brazos en prisión, Santrich fue trasladado la madrugada del sábado a una clínica en medio de versiones contradictorias sobre su estado de salud. La decisión del tribunal de paz ha provocado hasta ahora las renuncias del fiscal general, la vicefiscal y la ministra de Justicia, mientras el presidente Iván Duque ha respaldado la decisión de la procuraduría de apelar el fallo.


“Ningún colombiano necesita ser jurista para entender que nada de lo que diga una persona drogada forzosamente –como ocurrió con Santrich-, puede ser legal”, se lamentó Márquez en la misiva, haciendo eco de las sospechas de miembros de las Farc de que en la cárcel sedaron a Santrich antes de su fugaz salida, y esa fue la razón de su ingreso a cuidados intensivos.


Márquez le pide al presidente Duque –un crítico de los diálogos– que “no dinamite la independencia de los poderes con ese odio sordo que solo busca hacer trizas y dejar sin efecto el acuerdo de paz”.


En el pasaje más preocupante, atribuyéndose la vocería de los comandantes de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, «impactados por la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana», Márquez se dirige directamente a los miles de excombatientes que hacen su tránsito a la vida civil en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR): «Les reiteramos autocríticamente que fue un grave error haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiados en la buena fe de la contraparte».Ç

EL PAÍS DE ESPAÑA








Contenido Relacionado