Inicio

Regionales



Alerta roja: crimen ecológico en Valle Plateado

Diario Frontera, Frontera Digital,  VALLE PLATEADO, Regionales, ,Alerta roja: crimen ecológico en Valle Plateado
VALLE PLATEADO


Dan como un hecho, la explotación minera en la zona agropecuaria
conocida como Valle Plateado, área territorial jurisdiccional del
Valle del Mocotíes del Estado Mérida, tierra de cultivo de diversidad
de rubros agrícolas como de ganadería de altura, que está a punto de
ser víctima de un crimen ecológico, convirtiéndola en un zona desolada
al ser extraído de su subsuelo, ciertos minerales en existencia, sin
importar el daño que pudiesen generar no solo en sus fuentes de agua
sino en su rica tierra cultivable.

Por lo que se sabe, renace en el Valle del Mocotíes, lo de la
explotación minera que hace alrededor de veinte años provocó una
poblada en Bailadores, Municipio Rivas Dávila, que para entonces,
logró impedir la explotación mientra que pretendía hacer el gobierno
nacional en el Páramo de Verihuaca y hoy, surge de nuevo, en Valle
Plateado, área territorial jurisdiccional de los Municipios Guaraque y
Rivas Dávila del Estado Mérida y Municipios Uribante y Jáuregui del
Estado Táchira, esta amenaza que acabará con tierras provechosas para
la agricultura, ganadería de altura, son nacientes de ríos que surten
de agua a las entidades andinas citada.

Alerta roja: crimen ecológico en Valle Plateado. A la fecha, muy
contados en los Municipios merideños de Rivas Dávila y Guaraque, los
tachirenses de Uribante y Jáuregui, se han pronunciado al respecto. En
Mérida ya lo hizo el Gobernador Ramón Guevara, más nadie le ha
seguido, todos están enfrascados en la diatriba política, escasez de
gasolina, gas, medicinas, alimentos, etc., con toda razón pero ello ha
servido de especie de cortina de humo para adelantar la explotación
minera en Valle Plateado que contaminará todo, destruirá montañas y
valles fértiles, dará paso además, entre otras calamidades, a la
proliferación de personas de mal vivir.

Los habitantes de todo el Valle del Mocotíes en el Estado Mérida como
los del Páramo de La Negra en el Estado Táchira, deben unirse en un
solo frente común, evitar a toda costa, que la explotación minera
invada a una zona previlegiada para la producción agrícola pecuaria
que mal que bien, pese a la crisis socio económica circunstancial
compleja que vive el país, aún da rubros para la alimentación del
pueblo, ese mismo que debe luchar, sin distingos de clase y posición,
para evitar este crimen ecológico por quienes, sin mirar a quien y el
perjuicio que hacen, quieren acabar con la tierra fértil agrícola, con
nuestras fuentes de agua potable, para luego es tarde, “en guerra
avisada no muere soldado y si muere es por pendejo”

Giovanni Cegarra
GC. CNP. 2229





Contenido Relacionado