Inicio

Opinión



Nuestro tiempo es el de los propietarios por Verónica Meza

Diario Frontera, Frontera Digital,  VERÓNICA MEZA, Opinión, ,Nuestro tiempo es el de los propietarios por Verónica Meza
VERÓNICA MEZA



A la Juventud Venezolana del siglo XXI no se nos dio una tarea sencilla, al contrario, nos encontramos frente a la más exigente oportunidad histórica de salvar nuestro gentilicio. La Venezuela que vivimos es una de destrucción, en lo económico, institucional y moral, destrucción que fue totalmente premeditada por el chavismo y colaborada por intereses oscuros.


A pesar del daño que nos han hecho, la juventud muestra su más profunda convicción democrática, y por supuesto: Liberal. En Vente Venezuela nos propusimos a superar los males que tanta destrucción han provocado en nuestra nación: la dependencia petrolera, el estatismo, el centralismo, el populismo, el militarismo y por supuesto el socialismo sea del color que sea.


Nuestra lucha en estos tiempos pasa a ser no solo una lucha ética, sino también, épica. Ética porque definitivamente nos apegamos a nuestros valores (libertad, igualdad, seguridad y propiedad). Épica porque la libertad en Venezuela seria provocar la desarticulación de cualquier otro proyecto populista en América Latina.


La libertad es nuestro valor absoluto, porque con ella nada es a medias, o se tiene o no se tiene, por ello nuestro compromiso post chavismo socialista es velar por una administración pública aliada y nunca enemiga de la propiedad privada, por una Venezuela de Propietarios.


Así que hay que decirlo: nuestro tiempo, el tiempo que se avecina, es el tiempo de los propietarios, no el de la pobreza. La pobreza no se justifica, es más, entendemos que la pobreza debemos superarla creando incentivos y no decretos, para que se den de manera natural las oportunidades, la educación y el empleo.


El socialismo, en un desesperado intento de minimizarnos, muchas veces “asegura” que los venezolanos no están preparados para el liberalismo, pero parafraseando un poco el consejo que Makiavelo les dio a los príncipes hereditarios de mantener los usos y costumbres establecidos, entiendo seguidamente que para el Socialismo sería fatal reconocer que lo que actualmente vivimos en Venezuela es consecuencia del mismo.


Los liberales, jóvenes y adultos en la Venezuela de hoy, tenemos la responsabilidad de reducir ese estado gigantesco, desmedido y criminal, para dar poder a la sociedad civil debilitada y coaccionada, para poder andar sobre sus propios pies entendiendo de una vez y por todas que la mayor riqueza de Venezuela no está en el subsuelo, está en cada uno de los venezolanos, a eso nos referimos cuando decimos: Ser rico es bueno. Ya lo decía Mahatma Gandhi “La pobreza es la peor forma de violencia.”


 


@Veromezz






Contenido Relacionado