Inicio

Regionales



Trabajar con las comunidades en Mérida sí se puede y el Cida lo demuestra

Diario Frontera, Frontera Digital,  CIDA, Regionales, ,Trabajar con las comunidades en Mérida sí se puede 
y el Cida lo demuestra
CIDA



Cebollín, pimentón y caraota son los rubros agrícolas sembrados con éxito por familias del sector El Vallecito, parroquia Gonzalo Picón del municipio Libertador, cuyos integrantes contaron con la asesoría y el apoyo técnico del Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (Cida), a través de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC).


No fue fácil, destacó Yaneth García, coordinadora de la OAC, porque la situación país, producto de las acciones que la derecha venezolana ha venido adelantando con el apoyo del imperio norteamericano, obstaculizó el avance normal de lo programado, pero se logró el objetivo con la activación del proyecto “Desarrollo y utilización de tecnologías de bajos insumos, mediante la implementación de alternativas tecnológicas para el mejoramiento de la agricultura sub-urbana en la comunidad de El Vallecito del estado Mérida”.


En el lugar trabajaron con los consejos comunales Quebrada Virgen de las Mercedes y Mocaqueteo, en tres hectáreas de terreno divididas en micro-parcelas (patios de viviendas), donde las comunidades sembraron rubros de ciclo corto, lograron producir 515 kilos de lo proyectado.


El equipo de la OAC, a pesar de las trabas que tuvo, logró dictar a las familias de la zona talleres y charlas relacionadas con la preparación técnica, utilización efectiva del terreno, así como de bioinsumos y desarrollo de las tecnologías de bajo impacto ambiental; también sobre la implementación del Sistema Integrado de Geo-referenciación Estadístico Técnico Político (Sigetp).


Para ello contaron con el apoyo de otros entes del Estado, como el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (Inia); y además de maestros campesinos como Álvaro Trejo y Moisés Rojas, que enriquecieron este proceso de capacitación; mientras que la Corporación de los Andes (Corpoandes), les facilitó los planos del sector El Vallecito y reparó un equipo de computación de los dos utilizados para el uso del Sigetp.


Camino a la autosuficiencia


En el marco de este proyecto se hizo el levantamiento de la información del terreno, estructurado en 95 patios productivos, con el objetivo de conocer si la tierra era idónea para sembrar, determinaron los espacios y cuáles rubros eran más factible cultivar, lográndose capacitar a las 95 familias que participaron.


Una experiencia importante en estos tiempos cuando la guerra económica y el bloqueo internacional quieren acabar con los venezolanos. Estos merideños aprendieron a cultivar en sus patios, dando un paso hacia la autosuficiencia, comprobando que pueden seguir avanzando en el cultivo de otros productos para su consumo; además, asimilaron que organizándose en su comunidad pueden dejar de ser presa fácil de los especuladores.


El trabajo comenzó en Quebrada de las Mercedes iniciaron con cinco parcelas identificadas en un contacto previo, donde tomaron muestras del suelo para analizarlas con apoyo del Inia; y luego siguieron con Mocaqueteo; en ambos hubo la participación activa de la población en todo momento.


El equipo de OAC del Cida concibió el plan con sus habitantes, estableciendo una metodología de trabajo, haciéndose en primera instancia un censo en varias etapas y con la utilización del Sigetp.


El Cida, institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, invitó a los habitantes del sector a seguir trabajando en los huertos familiares como una opción para mejorar su nutrición y también cultivar plantas medicinales y otras que, además, les pueden generar ingresos económicos adicionales. Pese a las dificultades presentadas la OAC logró el objetivo y ahora estas comunidades tienen herramientas para avanzar solas en posteriores cosechas. (Prensa CIDA/CS).






Contenido Relacionado