Inicio

Opinión



“Las grandes decisiones” por Ing. Beyker Albornoz.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Ing. Beyker Albornoz, Opinión, ,“Las grandes decisiones” por Ing. Beyker Albornoz.
Ing. Beyker Albornoz


Resulta difícil para un venezolano aceptar que la República Bolivariana de Venezuela se convirtió en el No País. Un territorio donde dependiendo de la ubicación geográfica, ejerce el poder una asociación diferente, sin importar legislación vigente, instituciones o el pacto social plasmado en la Constitución.

Atrapados en este territorio, la realidad del país nos golpea, nos somete al estado de supervivencia, la realidad nos duele. Como ciudadanos tenemos la potestad de hacer frente a las actuales circunstancias y responsablemente tomar decisiones como sociedad para salir de la actual crisis política y económica que sufrimos.

Parece en un principio solo palabras, sin embargo, en determinados momentos históricos los venezolanos han decidido hacer frente al sistema que los sometía en el pasado, un ejemplo de ello la independencia del yugo español, que tuvo su origen como todos los problemas sociales, en lo económico. Unos venezolanos de la época tomaron el camino de la libertad, y la consiguieron varios años después, se convirtieron en los padres fundadores de la República.

Hoy las regiones, dando vigencia a lo escrito en la constitución deben asumir y rescatar lo expuesto en nuestro pacto social, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 4 establece: “Art 4. La República Bolivariana de Venezuela es un Estado Federal descentralizado en los términos consagrados por esta Constitución, y se rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad.”

Esta característica de Estado Federal inviste a cada provincia de autonomía, sin embargo, hoy los Estados Andinos y las demás regiones de Venezuela no pueden decidir sobre sus fronteras, sobre su sistema de salud, sobre la calidad de sus servicios, sobre su seguridad ciudadana, sobre los impuestos que paga, sobre el destino y auditoria de estos impuestos, sobre las importaciones necesarias, sobre su sistema de comercio, sobre el valor de su moneda, ni siquiera sobre el abastecimiento de combustible.

Es válido preguntar: ¿Por qué las Regiones deben someterse al socialismo y la desidia impuesta desde Caracas?

El principio de integridad territorial ha sido quebrantado por quienes ejercen el poder, hoy hay presencia de grupos irregulares en más de 12 estados a nivel nacional, ni hablar de la cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad, cuando Caracas en voz de muchos es calificada como “otro país dentro de Venezuela” y las regiones sufren constantemente el flagelo de los apagones, la escasez de combustible y la represión. Desde Caracas sólo se gestiona el robo de las regiones productivas, la sumisión y la represión de quienes se opongan a ello.

Mérida no se merece el socialismo impuesto desde Caracas. Debemos conquistar una serie de libertades que nos lleven a ser de nuevo un estado pujante. El primer paso, el ejercicio de su autonomía. Es la primera de las grandes decisiones, alcanzar esta autonomía en la actual coyuntura, requerirá plantarse frente a un régimen del que conocemos y vivimos modos de represión en los años 2014 y 2017, implica el desarrollo de sus potencialidades productivas, la renuncia a la renta petrolera como mecanismo de control, asumir los costos de la calidad de vida y servicios que pretendemos como región, asumir la defensa de este estado y el derecho de sus ciudadanos, asumir la responsabilidad de ser libres.

El gas, la energía eléctrica, el combustible, las comunicaciones, todas dependen del gobierno central, son la escala más baja del plan de control social, ningún sector escapa a este gran flagelo, todas los sectores sociales y económicas de Venezuela lo sufren, ante esto puedo afirmar con toda convicción que 23 estados que hayan decidido ser libres, seguro han de conseguir una capital libre y un gobierno central a su altura.

Si hoy ante la actual coyuntura se pregunta ¿Qué puede hacer? La organización ciudadana es la respuesta, organización para el ejercicio de la autonomía, empoderando como sociedad el liderazgo coherente y empezar a transitar con responsabilidad el camino como Estado Federal. Aquellos venezolanos hace 200 años decidieron organizarse para la liberación de Venezuela, hoy debemos organizarnos para la liberación del socialismo impuesto desde Caracas.

“La primera de todas las fuerzas es la opinión pública”

(Simón Bolívar, Discurso de Angostura 1817).

 

@bdjab





Contenido Relacionado