La trama rusa empleó redes chavistas para agravar la crisis catalana

La trama rusa empleó redes chavistas para agravar la crisis catalana

Dos medios del Kremlin, RT y Sputnik, se valieron de un elevadísimo número de cuentas en redes sociales en el entorno del chavismo y Venezuela para propagar una imagen negativa de España en las jornadas anteriores y posteriores al referéndum del 1 de octubre, según un pormenorizado análisis de más de cinco millones de mensajes de la universidad George Washington, en EE UU. El informe advierte de la “grave crisis de reputación, política y económica en España y en la UE”.

La principal conclusión del estudio es que los líderes políticos y las instituciones tradicionales han perdido peso a la hora de influir en la opinión pública. Su lugar lo han ocupado otros actores, mucho más difíciles de seguir y controlar, y que ya no se circunscriben al ámbito político y mediático de un solo país. En el caso del pulso soberanista catalán, la narrativa de los partidos constitucionalistas en el Gobierno y en la oposición quedó reducida por una compleja red de mensajes originados en medios prorrusos y amplificados en parte por el chavismo.

La trama rusa empleó redes chavistas para agravar la crisis catalana

Para el estudio se ha utilizado un software avanzado de medición y análisis de big data que utiliza tecnología española. Su autor, Javier Lesaca, es investigador visitante en la Escuela de Medios y Asuntos Públicos de la George Washington University.Ha analizado en total 5.029.877 mensajes en Twitter, Facebook y otras redes sociales que emplearon los términos Cataluña, Catalunya y Catalonia entre el 29 de septiembre y el 5 de octubre.

“Lo más sorprendente de la investigación ha sido descubrir todo un ejército de cuentas zombisperfectamente coordinadas que se dedican a compartir contenidos generados por RT y Sputnik en diversas conversaciones digitales, que van desde Siria y Estados Unidos hasta Cataluña”, asegura Lesaca. “Hay indicios para pensar que el patrón de disrupción digital que se ha detectado en debates digitales sobre las elecciones de Estados Unidos o el Brexit se ha producido también en Cataluña y que los actores de esta disrupción son los mismos”.

Desde la mesa del Consejo de Ministros se reconoció este viernes que el Gobierno tiene información contrastada de que en la crisis catalana ha habido mensajes disruptivos procedentes de “territorio ruso” y se añadió que había “de otros lugares”, informa Anabel Díez. Fuentes gubernamentales reconocieron posteriormente que con esos “otros lugares” se referían a Venezuela.

Un claro ejemplo: RT publicó múltiples noticias sobre Cataluña. Estas se difundieron luego en redes sociales, provocando una conversación con mensajes y respuestasen las que uno de los términos más empleados fue #VenezuelaSaludaACataluña, por encima de menciones a la OTAN, la UE o Julian Assange. En lo que respecta a Sputnik, la segunda noticia más compartida fue: “Maduro: Rajoy debe responder al mundo por lo que ha hecho en Cataluña”.

La mitad de las noticias compartidas por RT en las jornadas inmediatamente anteriores y posteriores al referéndum del 1 de octubre fueron sobre la supuesta violencia policial, con titulares como: “Fuertes vídeos: la brutal represión de la policía contra los votantes del referéndum catalán” o “Cataluña elige su destino entre porras y balas de goma”.

El análisis de los mensajes en redes sobre la crisis catalana revela que los dos medios rusos, financiados ambos por el Kremlin, lograron que sus enlaces se compartieran más que los de los medios públicos españoles EFE y RTVE, o que cabeceras privadas internacionales como The Guardian o CNN. Según concluye el informe, “los conglomerados mediáticos rusos RT y Sputnik han participado en una estrategia deliberada de disrupción en la conversación digital global sobre Cataluña”.

La trama rusa empleó redes chavistas para agravar la crisis catalana

Es significativa la plataforma que emplearon para propagar y viralizar esos mensajes, según el análisis de Lesaca: la mayoría, un 32%, fueron cuentas chavistas o de Venezuela, seguidas por perfiles falsos o automatizados (25%), cuentas anónimas con coberturas reales que sólo se dedican a difundir contenido de RT y Sputnik (30%) y canales oficiales de estos dos medios (10%). Solo un 3% de la conversación obedeció a perfiles reales fuera de esos grupos de interés. Una de las cuentas más activas fue @MarinoEscalante en Twitter, que ha compartido enlaces de RT con mensajes como “Rajoy y el Rey franquista de #España ven la paja en el ojo de Maduro, pero no en #Cataluña”.

Esta procedencia queda confirmada por el análisis de las cuentas que a la hora de publicar mensajes en Twitter, Facebook y otras redes sociales hacen pública su geolocalización. Venezuela es su ubicación más común por detrás de España. De entre los que compartieron el contenido de RT sobre la crisis catalana, un 13,18% están en Venezuela.En el caso de Sputnik, son un 10,46%.

Como afirma el informe, la mayoría de perfiles digitales anónimos analizados “están asociados a cuentas o nodos que se originan en Venezuela y que claramente muestran su simpatía hacia el régimen de Nicolás Maduro, el Partido Socialista Unido de Venezuela o su líder [difunto] Hugo Chávez”. El estudio añade que “en algunos casos, se detecta que esas cuentas publican el mismo contenido al mismo tiempo, reforzando la hipótesis del empleo de robots”.

El empleo de los bots es crucial en este tipo de estrategias de disrupción: se crean noticias inventadas o con enfoques partidistas o manipulados. Luego se publican en algún foro, por oscuro que sea. Después, se difunden los mensajes en redes sociales y una verdadera legión de cuentas falsas procede a compartirlos de forma automática, haciendo que los algoritmos digitales les dediquen un lugar destacado.

Según Lesaca, “los sistemas democráticos tienen la obligación de investigar estos indicios e implementar métodos sistemáticos de monitoreo y respuesta frente a presuntas disrupciones de agentes extranjeros. Las guerras y conflictos internacionales se están librando ya en la opinión pública”.

UNA RED EN CUYO CENTRO ESTÁ VENEZUELA

El gran entramado de cuentas en redes sociales que controlan tanto Rusia como el chavismo logró que una determinada interpretación de la crisis catalana dominara la conversación global en foros como Twitter. Lo demuestra el gráfico que encabeza esta información, que identifica visualmente las cuentas más activas y las conexiones entre estas.

Esas informaciones, que habitualmente describen una supuesta brutalidad policial en el referéndum del 1 de octubre y que en ocasiones restaban importancia a que el referéndum hubiera sido ilegalizado por la justicia, fueron compartidas con mayor intensidad —los puntos rojos— por cuentas chavistas, que ocuparon el lugar central de la conversación social sobre la crisis en Cataluña.

Los vídeos más compartidos en esas redes, por ejemplo, fueron los que mostraban cargas policiales durante el referéndum, con mensajes alarmistas y en ocasiones con opiniones que referían a una supuesta carencia democrática del Estado español en esta crisis.

Es decir: hubo un esfuerzo consciente y coordinado por parte de esas cuentas en la órbita venezolana por amplificar al máximo las informaciones procedentes de los medios estatales rusos RT y Sputnik, algo que también hicieron activistas en la órbita rusa como Edward Snowden.

El estudio apunta la conclusión clara de esta estrategia: “La narrativa que generaron los grupos pro-independentistas, contraria al Gobierno de España, dominó la conversación de forma hegemónica en inglés, español y catalán”.

ESPECIAL / EL PAÍS

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados