Las bombas lacrimógenas también pueden dejar a la gente sorda

Las bombas lacrimógenas también  pueden dejar a la gente sorda

Las bombas lacrimógenas no solamente afectan las vías respiratorias, también el sistema auditivo se compromete si estos instrumentos de represión son lanzados o percutados cerca de los oídos de las personas.
Sajidxa Mariño, otorrinolaringóloga, explica que se denomina trauma acústico a aquel daño en el oído ocasionado por una detonación a decibeles muy altos.
“El nervio auditivo se puede lesionar. Se inflama lo suficiente como para romperse. Imagínense que es un cable enredado de teléfono (de los antiguos) al lesionarse se estira y si se llegar estirar lo suficiente puede romperse y la persona perder la audición de por vida”.
La galena señala que quienes presenten daño en el nervio auditivo después de una detonación sienten un pitazo y pérdida de la audición. Recomienda que apenas se sientan esos síntomas se debe ir al médico ya que se debe colocar un tratamiento estiroideo en las primeras 72 horas. AGENCIAS

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados