Luz verde a Boeing para ensamblar el nuevo Air Force One

Luz verde a Boeing para ensamblar el nuevo Air Force One

Ya es oficial. La cartera de pedidos de la compañía aeroespacial Boeing incluye desde este jueves los dos aviones B747-8 que transportarán al presidente de Estados Unidos y a todo su séquito por el mundo. El Air Force One es una versión militar del icónico Jumbo, que cuenta con sistemas de comunicación y de defensa de última generación. El modelo actualmente en servicio está obsoleto.

El Pentágono quiere que el nuevo avión presidencial esté operativo en 2024. Eso significa que Donald Trump tendrá que ser reelegido para un segundo mandato si quiere ser el primero en utilizarlo. Este modelo se vende a un precio próximo a los 385 millones de dólares. Pero el programa será mucho más caro, porque la aeronave necesita ser modificada para convertirse en una fortaleza.

Aunque no se especifica el valor final del contrato, se da por hecho que el Gobierno pagará menos de 250 millones por cada avión. Trump se quejó nada más ser elegido presidente del coste de los nuevos Air Force One. Amenazó incluso con cancelar la orden y se pensó como alternativa utilizar dos aviones totalmente nuevos que estaban abandonados, para poder rebajar así la factura.

La lista de pedidos de Boeing llevaba tiempo mostrando que había dos aviones Jumbo pendientes de entregar, pero no identificaba al propietario de estos mastodontes de los aires. Ahora aparecen en la cartera bajo la identificación USAF PAR Program. Si se tratara de un gran cliente como una aerolínea, el Gobierno podría haberse beneficiado para empezar de un descuento próximo al 35%.

La última versión del icónico Jumbo utiliza la tecnología y los materiales del B787 Dreamliner. Boeing no solo es uno de los grandes contratistas del Pentágono, es también la mayor empresa exportadora de EE UU. La también conocida como reina de los cielos, sin embargo, vive sus últimos días. Las aerolíneas tienden ahora a comprar aviones más pequeños, flexibles y eficientes.

Esta misma semana realizó su vuelo de despedida el último B747 de la compañía United Airlines. La jubilación del avión cerraba así un libro que llevaba abierto casi medio siglo. Ahora reposa en un cementerio en California. Delta Airlines es la única que lo usa en EE UU, pero solo hasta final de año. British Airways, que tiene 36 aviones del modelo, los seguirá operando hasta comienzos de 2024. AGENCIAS

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados