Mototaxistas trancaron distribuidor Iberia en rechazo a la inseguridad

Mototaxistas trancaron distribuidor Iberia  en rechazo a la inseguridad

Jorge Galvis Jr.-Ayer, en horas de la tarde, los trabajadores del volante de vehículos a dos ruedas, en el municipio Alberto Adriani, trancaron la avenida Bolívar y posteriormente el sector Iberia, luego de que uno de sus compañeros recibiera una herida de bala y el Hospital II de El Vigía no contara con ambulancia para trasladarlo a la capital emeritense.

Los mototaxistas alzaron su voz de protesta exigiendo a la Gobernación del estado Mérida y a la presidencia de la República la pronta activación de unidades para el Hospital II de El Vigía, ya que el centro asistencial está huérfano de ese servicio, petición hecha en varias oportunidades pero que hasta la presente fecha no ha sido resuelta.

Señalaron los protestantes que la protesta también tuvo relación con el alto índice de inseguridad que hasta ahora no tiene solución en el municipio Alberto Adriani, a cualquier hora del día los motorizados, y personas en común son víctimas del hampa, ante la falta de funcionarios policiales que se acercaron hasta las instalaciones del distribuidor Robert Serra.

Martín Fernández, trabajador del volante, rechazó la manera como los efectivos policiales y Guardia Nacional Bolivariana intentaron disolver la protesta escenificada por los mototaxistas, cuando deberían estar en cada una de las barriadas vulnerables arremetiendo el hampa que allí hace vida a diario y atacan la tranquilidad de los vigienses.

Indicó Fernández que hace 15 días aproximadamente hubo una reunión en el municipio Alberto Adriani para tacar el tema de la inseguridad, esta es la fecha y no hay ninguna solución al respecto, “hoy (ayer) vemos como un nuevo compañero trabajador fue herido de bala y le fue robada su motocicleta, no hay quien solvente esta crisis”.

Cabe destacar que la manifestación se mantuvo hasta altas horas de la tarde, ya que los motorizados exigieron la presencia del gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, alcalde Juan Peña y las autoridades policiales, quienes debían comprometerse con la seguridad de los vigienses.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados