Mujeres embarazadas más proclives a infecciones urinarias

De uno a cuatro episodios de infecciones urinarias puede sufrir una mujer en su vida. Y cuando se está embarazada se está más proclive. La producción de progesterona tiende a disminuir. Los músculos de los uréteres -que conectan vejiga y los riñones- se relajan, dilatándolos y hace que el flujo de la orina sea más lento. Se tarda en atravesar las vías urinarias y eleva el riesgo de que las bacterias se reproduzcan, como también hay el riesgo de que se presente reflujo miccional (que la orina vuelva a los riñones). EC

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados