Problemas del pago móvil en Venezuela por Alberto José Hurtado B.

Problemas del pago móvil en Venezuela por Alberto José Hurtado B.

@ajhurtadob

 

Como una forma de minimizar los efectos de la grave crisis del dinero en efectivo que sufre el país, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN) lanzó en periodo de prueba el Sistema de Pago Móvil Interbancario. Este sistema busca facilitar la realización de pagos y el envío de dinero entre personas en Venezuela, disponiendo para ello de: a) número de cédula de identidad y de teléfono móvil de los clientes de la banca pública y privada como mecanismos de verificación de identidad y cualidad en operaciones de pago móvil, b) definición del monto máximo diario de operaciones de pago móvil en 800.000 bolívares, y c) notificación inmediata de las transacciones realizadas tanto al emisor como al beneficiario de los pagos mediante un mensaje de texto o correo electrónico.

En este sentido, el sistema se apoya en la red entre pares (peer to peer – P2P) del sistema bancario nacional, es decir, la red de ordenadores y equipos móviles de los bancos venezolanos donde cada máquina funciona como cliente y servidor respecto a los demás ordenadores de la red, permitiendo el intercambio directo de información entre los equipos interconectados. De esta manera, los bancos pueden registrar en el menor tiempo posible el intercambio de dinero de una cuenta a otra mediante un libro contable digital que evita el problema del doble gasto, brinda seguridad a las instituciones bancarias y deja en manos del Banco Central de Venezuela la responsabilidad de preservar la confianza en el bolívar.

Planteado de esta manera, son problemas que enfrentará el pago móvil interbancario en Venezuela: 1) la falta de confianza en el bolívar como moneda de curso legal, lo que incentivará el uso del sistema para gastar lo más rápido posible el dinero que cada venezolano tiene en los bancos, aumentando de esta manera la presión inflacionaria por el lado de la demanda de bienes y servicios; 2) la mayor vulnerabilidad del sistema bancario nacional, por la escasez de dinero en efectivo y el incremento de los costos por servicio que enfrenta cada uno de los bancos, los frecuentes cambios en la normativa que rige sus actividades y la monopolización del sector; 3) el colapso del sistema de telecomunicaciones en el país, que impedirá que el pago móvil se utilice en el momento y a la velocidad que se necesita, ya que las dificultades para realizar llamadas telefónicas, enviar y recibir mensajes de textos y acceder a la Internet en todo el territorio nacional frenarán cualquier transacción hasta que llegue el comprobante de la transferencia de fondos; y 4) la inseguridad personal, que restringirá el uso de equipos celulares, tanto de gama baja como de última tecnología, en cualquier intercambio comercial para evitar ser víctima de fraudes o robos por el uso de información personal asociada al nuevo servicio de pago.

 

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados