Profit 2017

RAZONES Y PASIONES. ¿Hasta cuándo? Por Eleazar Ontiveros Paolini

RAZONES Y PASIONES. ¿Hasta cuándo? Por Eleazar Ontiveros Paolini

Alguien sentenció: “A veces la tolerancia deja de ser una virtud”.  Quiso decir que la cualidad  de aguantar, soportar y acatar puede revelarse ante aspectos que por considerarse arbitrarios atentan contra la integridad y los derechos. Tal situación resulta intolerable entre aquellos que no son indiferentes ni sumisos ante el poder que la genera, y que al  violentarles el ánimo, los impulsa a reaccionar con conductas de intensidad variable y en muchos casos no deseables.

Dada esa concepción, es válido que la mayoría de los venezolanos se pregunten con inquietud ¿Hasta cuándo se tolerará un Gobierno absurdo, sumido en la corrupción,   tramposo, que humilla,  sume en indignidad y en la pobreza, hace presos a quienes le provoca aunque no haya motivos, conculca los derechos, mantiene un tenebrosa policía política represiva y, para colmo, sigue manifestando con enfermizo histrionismo que absolutamente todo lo que decide y hace está dirigido, dada la sacrosanta ideología que lo sustenta, a mejorar al pueblo, al cual por principio esencial se debe?

Ahora, la tolerancia parece llegar a un punto extremo, cuando las marionetas que conforman, como diría Diego Arria, el Ministerio Electoral, manteniendo su papel de serviles al ejecutivo y no de árbitros idóneos de lo electoral, desprecian obviedades procedimentales, a la Constitución y a las normas que rigen el revocatorio, conculcando con ello los derechos democráticos del pueblo a expresar su voluntad de seguir o no con esta pesadilla. El cuarteto, “cabeza de turco”, oculta su indigno proceder con argumentos socorridos y hasta en ciertos casos de una simpleza supina, burlándose así de la inteligencia de los venezolanos. Todo para evitar, a como dé lugar, que el vehemente clamor de la mayoría de la población por un cambio contundente del Gobierno, se haga efectivo con el revocatorio.

¿Pueden cuatro comadres burlarse de todos y pisotear los derechos ciudadanos? ¿A cuenta de qué se erigen como dueñas de los valores y las estimaciones de la mayoría? ¿Quiénes son para  imponer corazas de fuerza decididas  por el ejecutivo y los cubanos? Para estimar la degradación a que han llegado quienes serán con relevancia responsables del posible desbordamiento de los ánimos y sus consecuencia, preguntémonos ¿Por qué se utilizaron  8.300 máquinas para las primarias de los  camaradas del PSUV y ahora han decidido que sean 5.300? ¿Por qué para el revocatorio del supremo en 2004 no se decidió el  porcentaje por estados sino el  nacional?  ¿No sería porque tenían la seguridad de que Chávez no iba a ser revocado? (…)

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados