Profit 2017

Sequía de divisas trepó a 64% en 2015

Panorama.- El fluido de  petrodólares con los que ha estado acostumbrado a vivir el país, y por los que en otrora fue conocida como la Venezuela saudita,  disminuyó drásticamente en 2015, hasta el punto que el propio Gobierno nacional reconoció que la entrada de dólares a la economía  cayó  64%.

“Los ingresos en dólares que entran al país por petróleo y otras cosas disminuyeron este año en 64%, casi una hecatombe financiera”, reconoció el presidente Nicolás Maduro en noviembre.

Por consiguiente, en esa misma medida bajó la aprobación de divisas a los sectores productivos; y así lo confirmó la firma Ecoanalítica, cuyo presidente Asdrúbal Oliveros  detalló en noviembre que “la merma ha sido de un 66% en la asignación de divisas a través de los mecanismos oficiales”.

Todo el país ha tenido que apretarse el cinturón, porque de ese Presupuesto de divisas previsto para el año 2015 en  42 mil millones de dólares, a través de la renta petrolera solo se llegaron a generar  unos 15 mil millones de dólares. Esto  llevó al Gobierno a buscar otras vías de financiamiento, principalmente en préstamos chinos, buscar miles de millones de dólares en quitas de deuda, a cambio de cobrar el resto en efectivo de inmediato con Jamaica, República Dominica y Uruguay, además de ejecutar un “swap” de parte de las reservas de oro del país por unos 1.500 millones de dólares con la banca internacional y emitió deuda y gestionó préstamos por otros 2.500 millones de dólares a través de Citgo.

Sin embargo, estos recursos no todos entraron a escena para mantener la inyección de divisas a la economía, sino que fueron utilizados en su mayoría a pago de deuda externa e intereses, que este año sobrepasan los 11 mil millones de dólares, y que para el 2016 se tiene una deuda casi igual a honrar.

La causa principal es el bajón experimentado en los precios del petróleo internacional, en el que la cesta venezolana que mantuvo un promedio anual en 2014  de 88,42 dólares por barril, se redujo en 2015 a un precio promedio de 46,31 dólares, casi la mitad menos. Aunado a que el precio semanal llegó a   29 dólares por barril durante la segunda semana de diciembre, el más bajo desde el año 2008.

En una nación donde el 96% de las divisas proviene de la venta de crudo, deja un margen de operatividad económica muy ajustado y difícil.

Mucho más cuando existe un Sistema de Control de Cambio, instaurado desde hace 12 años en el país y modificado una docena de veces, hasta el punto que hoy existen tres tipos de cambio: Cencoex Bs. 6,30, Sicad Bs. 13,8 y un Simadi de Bs. 199,98, pero dada su reducida  asignación en 2015, hizo que el índice “paralelo” o “negro” pasara en un año  de Bs. 60 a más de Bs. 900 por dólar y este último sea el que rija gran parte de la economía y llevó a la inflación a exorbitantes picos de casi 200%.

Ante esta situación, el representante del Bank of América para la Región Andina, Francisco Rodríguez, aconsejó que “salir del sistema de controles e ir paulatinamente a un tipo de unificación cambiaria,  (…) sería parte de  las soluciones para enfrentar con éxito las distorsiones que amenazan la economía nacional.

El economista  dijo que “ ajustar el tipo de cambio permitiría asignar más adecuadamente las divisas con las que cuenta el país. Dicho ajuste, planteó, debe ser aplicado junto a una política de subsidios para proteger a los sectores más vulnerables.  Dijo Rodríguez que actualmente el tipo de cambio promedio es de Bs. 90 por dólar.

“Si en este momento permites que el tipo de cambio flote y se ubique en 90 bolívares por dólar en promedio, no lo estás encareciendo. Es cierto que estás bajando el precio de algunos dólares y subiendo el precio de otros, bajando el precio de algunos productos importados y subiendo el precio de otros bienes, pero para ello habría un esquema de subsidios que proteja a los más vulnerables. Hay que restablecer el sistema de precios relativos”, explicó.

Los especialistas Miguel Ángel Santos, Orlando Ochoa, Ronald Balza y Francisco Monaldi coincidieron en que 2016 se presenta complicado para el país. Estiman que el déficit de divisas es significativo y que la economía está envuelta en una dinámica hiperinflacionaria, reseñó un medio nacional.

Noticias relacionadas

Comentarios desactivados