Mérida, Septiembre Martes 21, 2021, 03:53 pm

Inicio

Opinión



Así lo creo…

ACCIÓN POLITICA por Jesús Alberto Barrios R.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Jesús Alberto Barrios R., Opinión, ,ACCIÓN   POLITICA  por Jesús Alberto Barrios R.
Jesús Alberto Barrios R.



La formación política siempre ha constituido un tema en torno al cual los valores, principios, y doctrina sustentados por la Democracia Cristiana se organizan en institutos y seminarios apropiados para integrar las nuevas generaciones. La tarea emprendida se presenta como oportunidad y opción valiosa para la acción y efecto de extender las labores formativas. La adecuada gestión y el resultado de la formación política, constituye una nueva visión de los partidos para el momento actual de escases de liderazgos. La importancia  y el perfil del dirigente se debe ajustar al interés de la terea por realizar, y las cualidades que se le atribuyen determinan cierta actitud que debemos reconocer. En la acción política, los valores son considerados siempre como algo positivo: la solidaridad, el respeto a la dignidad del ser humano, el respeto a la libertad y la justicia son bienes fundamentales para el cambio político. Los derechos humanos son potestades que tiene toda persona por el hecho de serlo, de exigir los medios necesarios para realizarse como seres humanos en su dimensión anímica, política, cultural y material. Son derechos que para los ciudadanos en general se confirman en la constitución y las leyes del mundo democrático. Además, están tomados por el conocimiento y el acuerdo entre las sociedades y los países en general, quienes formalmente garantizan la defensa de los mismos en todo momento, tiempo y acción política. El cambio se presenta sin discriminaciones de ninguna naturaleza como debe ser, respetando siempre los derechos del ser humano. Por ello, la necesaria formación política y doctrinaria busca acercar el pensamiento social cristiano a todos los ciudadanos, militantes y amigos, para el Bien Común y la Justicia Social. En su contenido están presentes los enfoques doctrinarios, los criterios de acción que debemos promover y un compromiso activo con los valores de la unidad, del entendimiento y la esperanza. Se requiere por ello, de una gestión compartida para el rescate de la democracia mediante la conformación de equipos de apoyo pedagógico, político y moral para el bienestar de la comunidad en general. Al tratarse de algunos aspectos generales y amplios se busca la realización plena del cambio en sociedad, y se invita a generar las condiciones para el entendimiento y la participación de los liderazgos políticos en las tareas del bien común y la justicia social, de los cuales tanto hablamos. Por ello, cuando expresamos el propósito de mantener las convicciones, se trata del trabajo social como un factor específicamente cristiano. Por cuanto esos valores son el alma y el principio vivificante de la reforma social que requieren una base espiritual. La doctrina social y cristiana ha sido una actividad moral, y primordial para los aspectos de la acción política.    


Correo: jesusalbertob@hotmail.com 


Twitter: @JesusAlbertoB






Contenido Relacionado