Mérida, Mayo Martes 17, 2022, 09:53 am

Inicio

Opinión



La Universidad Siempre

Rómulo Canelón por Carlos Guillermo Cárdenas D.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Carlos Guillermo Cárdenas D., Opinión, ,Rómulo Canelón por Carlos Guillermo Cárdenas D.
Carlos Guillermo Cárdenas D.



El pasado domingo 20 de diciembre, cuando el alba despuntaba a primera hora, corrió la noticia del deceso de Rómulo Canelón. En la madrugada fue conducido a la Emergencia del HULA por un Síndrome Coronario Agudo. A las 8:00 am el cuadro se hizo crítico, entró en parada cardíaca que implicó reanimación cardiopulmonar avanzada. Ante la falta de respuesta, la aplicación directa de medicamentos cardioactivos se hizo imperativa. La arritmia  ventricular que terminó en asistolia (falta de latido cardíaco), puso fin  a la vitalidad de aquel hombre en plenitud de su efervescencia.


Uno de los compañeros desde los días fundacionales del Movimiento 13, el ingeniero Omar Ruíz, comentaba que desde la llegada a Mérida del Maturín de su nacimiento, mostró visos de liderazgo que lo llevó a fundar el movimiento con Omar, Caracciolo León, José Gregorio (Goyo) Villarroel, Carlos Méndez, Norma Yibirín, Luís Aché, Marcos Pino, entre otros. Y desde hace más de tres décadas, la perseverancia en mantener vigente el movimiento se hizo indeclinable. El movimiento nació en las aulas estudiantiles universitarias,  luego vino la incorporación de profesores que se identificaban con el ideario, para más tarde hacer su presencia en la vida política regional.


Sus amigos y compañeros más cercanos lo describen como directo en los planteamientos, sin interludio, con una visión preclara del panorama universitario y regional. Como jefe político del movimiento, participó en los torneos electorales estudiantiles y rectorales. El movimiento en sus mejores tiempos llegó a la presidencia de la FCU, con Omar Ruiz (tres oportunidades electo, Nixon Moreno una y Orlando Dehoy concluyó el último periodo de Omar) que le permitió una fuerza, en alguna ocasión decisiva a la hora del conteo de las rectorales.


El apoyo estudiantil importantísimo se alternó con detractores, pues no siempre las decisiones fueron acertadas. Con la madurez de su pensamiento político, que avanzó junto con las ideas dentro de un mundo globalizado, la participación del Movimiento 13 de Marzo aportó al gobernador actual, un apoyo sustancial.


En los últimos años, con un pensamiento decantado hacia el ideal democrático, el trajín de la lucha política le dio una visión amplia y tolerante del diario acontecer electoral. Como hombre pragmático con sentido evangelizador del pregón democrático, amplió su radio de acción estrechando  vínculos con otros liderazgos para la presencia regional.


En lo personal, con Rómulo intercambié pareceres de la lucha universitaria para canalizar su ímpetu aún lozano con un sentido más vigente, realista y ecuménico del pensamiento democrático. Le preocupaba el futuro de la universidad, también del país. No ocultaba la ansiedad que manifestó en los grupos de las redes sociales.


Al rendirle tributo al dirigente político en la hora de su despedida final, confieso que Rómulo Canelón logró en el contexto de la lucha regional, una posición respetable y reconocida.


Paz a su alma.






Contenido Relacionado