Mérida, Septiembre Sábado 24, 2022, 03:55 pm

Inicio

Panamericana



El Niguás, pueblo alejado de Mérida, donde el 90 por ciento de las familias militan en Copei

“Le pedimos a Dios que esto cambie”

Diario Frontera, Frontera Digital,  EL NIGUAS, MUNICIPIO JUSTO BRICEÑO, COPEI, ARQUÍMEDES FAJARDO, Panamericana, ,“Le pedimos a Dios que esto cambie”
Dirigencia de Copei en El Niguas, municipio Justo Briceño


** Reclaman su abandono total “aquí el progreso de estancó y creo que nadie quiere que esto siga”

(Prensa Copei Mérida) Arquímedes Fajardo, presidente del Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) en Mérida, visitó la apartada población de El Niguás, municipio Justo Briceño de Mérida en el pie de monte andino, donde compartió con la dirigencia política liderada por Luis Balza, ex concejal y luchador social, quien expresó su sentimiento político en este difícil tiempo.


“El Niguas solo progresó en épocas de democracia”


“El Niguas solo progresó en épocas de democracia” fue la frase con la que comenzó la declaración Luis Balza para destacar que hoy, lamentablemente, el desarrollo logrado en esos tiempos se estancó como consecuencia de múltiples factores que todos conocen pero “debemos recordar que El Niguás, pese a la dificultad reinante, es una de las principales comunidades de la parroquia San Cristóbal del municipio Justo Briceño; porque ver las bellezas existentes, el desarrollo alcanzado y la agricultura es la consecuencia del crecimiento logrado que ahora nos permite sobrevivir”, reafirmó Balza.


Más adelante indicó, el dirigente político y luchador social, que durante el año 1978, y a partir de la década de los 80 del siglo pasado, se logró abrir la carretera que llegó hasta esta comunidad y continuó hasta el municipio Miranda, parroquia Piñango, y con ella arribó la electricidad que nunca falló, escuelas, ambulatorios y una capilla para darle progreso que ”hoy se estancó y la gente, el poblador, apenas puede trabajar porque de ser pujante en su economía pasó a vivir de forma precaria pero con el deseo de que los dirigentes del Gobierno se acuerden de El Niguás y volver a vivir el desarrollo que alguna vez se tuvo”, señaló Luis Balza.


“Le pedimos a Dios que esto cambie”


Por su parte Pedro Andrade, habitante de El Niguás, expresó que “tenemos mucho que agradecerle a los gobiernos democráticos por todos sus aportes a esta comunidad” para destacar que ahora están esperando que esto cambie “aquí en Niguás todo está acabado. La carretera no sirve, está abandonada, los carros no tienen gasolina y tampoco la gente tiene dinero para comprar los repuestos, apenas hay una que otra moto y volvimos a la época de las bestias”.


Sueña Andrade en el cambio, aspira que vuelvan esos tiempos donde El Niguás era espacio para el crecimiento y el desarrollo y tiene la firme esperanza que “lo malo tiene que dejar algo bueno. Yo no creo que exista alguien que quiere que esto siga por eso le pedimos a Dios que esto cambie”, indicó.


El Niguás sigue ahí en el límite del municipio Justo Briceño y Miranda, a una hora de Piñango en un “jeep” y a tres horas y media caminando. Hasta ese lugar llegó Arquímedes Fajardo, presidente de Copei, donde conoció a primera mano lo que sucede en este apartado pueblo que posee el 90% de sus familias como militantes de Copei.






Contenido Relacionado