Mérida, Mayo Martes 17, 2022, 10:39 pm

Inicio

Opinión



Votar o no votar por Orlando Gutiérrez

Diario Frontera, Frontera Digital,  ORLANDO GUTIÉRREZ, Opinión, ,Votar o no votar por Orlando Gutiérrez
ORLANDO GUTIÉRREZ, EX GOBERNADOR DE MÉRIDA


orlandogutierrez2003@yahoo.com


Partiendo que tenemos un Estado y un gobierno jurídica, sociológica y económicamente revuelto, sin separación, ni siquiera con respeto de lo público y lo privado, es decir, en ejercicio absoluto y abusivo del poder como libreto de estos nuevos operadores revolucionarios significando que llegar al mando, por la vía democrática, cuando han desprestigiado a los gobiernos democráticos, demonizándolos a través de los medios de comunicación, el antipolítico, una vez encaramados su primicia, es no entregar bajo ninguna circunstancia.

Tenemos un Estado con una población diezmada, emigrando, atormentada, sin trabajo, sin agua, luz, comunicaciones, educación, libertades individuales, miedo, hambre, sin servicios sanitarios ni de salud, con inflación y escasez , con un territorio intervenido y parcialmente entregado a los guerrilleros en la frontera, quienes operan bajo acuerdo y complacencia con el gobierno revolucionario, un gobierno desenfrenado, contralor de los poderes públicos, es más subordinados al Poder Ejecutivo, curiosamente con la industria petrolera maltrecha, principal institución generadora divisas históricamente, sin embargo el gobierno dispone de efectivo en dólares para chantajear, disfrutar, malgastar, mágicos esos ingresos, como no hay control financiero ni obligación de rendición de cuentas, entrando en sospecha la fuente de financiamiento.

Todo este desastre, podemos afirmar con mucha certeza, como primicia, que unas elecciones limpias, trasparentes, sin duda la oposición ganaría ampliamente, a pesar del desgano, la indiferencia, la frustración, las deslealtades, los desencantos y los errores tácticos de la oposición, aunado a la diáspora más de 4 millones de venezolanos. Existen precedentes en Sur América, Chile con Pinochet, Perú con Fujimori cuando ganó Toledo, en Venezuela misma, cuando Pérez Jiménez, el plebiscito, fue un detonante de su caída, las parlamentarias de Venezuela del año 2018, otro tema es saber administrar las victorias.

La dificultad sería lo tramposo del gobierno, la manipulación de los listados, los votos asistidos, la diáspora no los dejaran votar, el control del CNE, el Ejército custodia de las votaciones, son activistas con bayoneta usados ventajosamente, y el escrutinio privado la caja negra de conteo de votos, las máquinas de votación, la sala virtual de votación en Miraflores y en Cuba, cualquier demanda decide la Sala Electoral del TSJ, como quien dice si lo pela el chingo lo agarra el sin nariz.

En el supuesto negado y deseado por lo demás, si se gana, ¿QUÉ SE GANA? unas gobernaciones que son cascaras vacías, no manejan ni la policía estadal, la salud, el orden público, los servicios, solo nómina de pago, no hay una labor eficiente hacia el colectivo.

En conclusión votando se ganaría y es posible venciendo muchos obstáculos, los votos existen, hay que remotivar al electorado, vencer las trampas, Maduro le importaría perder, para eso tiene la Ley Comunal que sustituirá los mal llamados protectores del pueblo, los consejos legislativos, las gobernaciones, las alcaldías, sería el poder real. Pero el ejercicio democrático es bueno siempre para refrescar, renovar y activar al electorado,

No votar, sería como suicidarse en primavera, dejarle el camino más fácil al tirano, pero estar consciente que se gana.

Por tanto, lo ideal sería votar con condiciones aceptables de respeto al resultado, con observadores imparciales internacionales, en bloque, una sola plancha, al pueblo no le interesa a quien elige, el pueblo vota para castigar al verdugo, no al líder inexistente, es el cobro por el castigo que ha sido sometido el pueblo, no se puede ser pesimista, cada vez que exista la oportunidad de manifestarse en contra de la dictadura, hay que hacerlo.






Contenido Relacionado