Mérida, Octubre Domingo 17, 2021, 01:33 am

Inicio

Opinión



La reelección de Ramón por Ángel Ciro Guerrero

Diario Frontera, Frontera Digital,  Opinión, ,La reelección de Ramón por Ángel Ciro Guerrero
ÁNGEL CIRO GUERRERO


Resulta necesaria, indispensable y un acierto sin lugar a duda, para que el proceso de crecimiento que se emprendiese hace ya cuatro años en el estado Mérida, continúe.

Un proceso que lo está llevando a cabo un gobierno serio y responsable, bien estructurado y de mucha sensibilidad social, comprometido con las bases populares, que no solo le regresó la democracia a-Mérida sino que juró hacer lo imposible, y lo está haciendo,  para que el bienestar que de ella se desprende sea cada día  creciente.

Los períodos fallidos de los gobernadores de la revolución dejaron crasas evidencias de inexperiencia, desidia e irresponsabilidad en sus ejecutorias. Es de todas comprobables que, aun teniendo a su favor total apoyo y protección de Miraflores, a la hora de presentar cuentas, los resultados fueron pocos, escasos, pírricos.

A Ramón lo respaldó un pueblo cansado de no recibir lo que en justicia se le tenía que dar; un pueblo que reclamaba respeto, decencia y, además, la transparencia más visible en el manejo de los recursos; un pueblo que, acostumbrado a vivir en paz y no entre el tumulto y la casi locura de una ideologización que solo causaba daño, pedía a gritos el cambio necesario en la conducción de los asuntos del gobierno: un pueblo al cual, incluso, se le confiscó su legítima propiedad de la Plaza Bolívar, para convertirla en escenario de toda clase de desafueros. Sitio que Ramón y el pueblo liberaron  recobrándole su condición de santuario, de verdadero sístole y diástole de nuestra veneración por el Padre de la Patria

En fin, un pueblo que sufría las consecuencias de haberse equivocado, porque equivocados estaban los que fueron engañados con los cánticos de sirena, los mensajes agoreros de una ideología que finalmente terminó siendo rechazada, a pesar de los innumerables esfuerzos, en todo sentido, de sus patrocinadores por imponerla.

Por eso, el regreso de la Democracia a Mérida, que Ramón protagonizó con su victoria contundente, fue  recibido con mucha alegría. En el fondo, era la concreción de un deseo, y digámoslo así, el primer paso para la anhelada liberación. Y sus resultados pueden verse, tocarse y sentirse en los distintos sectores. Desde cualquier aldea de los Pueblos del Sur, de los páramos, de la Zona del Mocotíes o de la inmensa franja Panamericana, sus pobladores, agradecidos, vienen asegurándole al actual gobernador su justificada reelección.

¿Por qué está sucediendo de este modo? Sencillo, porque Ramón, sin mucho estruendo y, aunque cercado como está por la estrechez de recursos, ha venido cumpliendo lo ofrecido.

Sobran las pruebas.

No ofreció lo faraónico, sí lo sencillo porque, como bien lo dijo Aquiles Nazoa -grande entre los grandes poetas nuestros-, en las cosas más sencillas se retratan los deseos del corazón del pueblo.

En estos tiempos amargos, de pandemia en el aire produciendo tanta muerte; de incomprensiones, disentimientos y búsqueda del regreso de una bien fortalecida unidad, que se requiere para blindar la mayoría electoral, votar por los que han cumplido es un compromiso de todos cuantos en el estado Mérida están conscientes de lo que debe hacerse para que nuestra región consolide su progreso y desarrollo en los cuatro años que tenemos por delante.

Ya nadie duda que reelegir a Ramón es un compromiso que día a día se extiende, profundiza y se muestra como verdad incontrovertible; una verdad que, se reitera, se palpa en toda nuestra hermosa geografía.

Los merideños son un pueblo inteligente y culto, trabajador, competente y tenaz. Ayer decidieron elegir a Ramón, porque lo consideraron el mejor. Hoy, comprobada como ha sido que la tarea encomendada fue desempeñada a cabalidad, decidieron que continuase trabajando en garantizarle una mejor y mayor calidad de vida, al tiempo que Mérida continúe agigantándose en el mapa de los estados en donde el crecimiento sea certeza.

 





Contenido Relacionado