Mérida, Mayo Miércoles 18, 2022, 09:53 am

Inicio

Deportes



Real Madrid - Atlético

Modric dirige a un líder irresistible

Diario Frontera, Frontera Digital,  GANÓ REAL MADRID, Deportes, ,Modric dirige a un líder irresistible
GANÓ EL REAL MADRID EL DERBY


El croata dicta el juego del derbi que el Madrid gana con autoridad ante un Atlético que nunca se sintió cómodo, y que también encontró a Courtois en estado de gracia

El líder no tiene quién le detenga. Ni siquiera el campeón, que salió del Bernabéu herido por la superioridad blanca con un protagonista absoluto: Luka Modric. El croata dirigió al Madrid en todos los frentes, con balón y sin balón, haciendo inútil el esfuerzo del Atlético por igualar el duelo. Tal fue la exhibición que el cuerpo técnico esperó al 10 al final para rendirle homenaje. No hizo los goles, de Benzema y Asensio, ni evitó los ajenos, trabajo de Courtois, ni siquiera dio las asistencias, ambas de Vinicius, pero decidió cómo, cuándo y a qué se jugó en el Bernabéu.

Poco pudo hacer el Atlético, lastrado por sus problemas en el centro de la defensa, más allá de engañar de inicio. Un derbi siempre es especial con Simeone, blanco de cánticos y pitadas en el campo del eterno rival. Y lo cierto es que sorprendió con su planteamiento, con Hermoso como lateral zurdo en línea de cuatro. Pretendía liberar a Carrasco de sus obligaciones como carrilero, pero lo que produjo de inicio fue la proyección de Marcos Llorente. El partido nació con una colada del ex madridista por derecha que no alcanzó Griezmann, y desde ahí funcionó la presión rojiblanca hasa que el Madrid encontró la salida.

El campeón mostró carácter, y el líder respondió con precisión. Apenas había amagado con un remate lejano de Carvajal cuando, sobre el cuarto de hora, construyó un gol excelente. Presionó Vincius en el medio, obligando al pase de Koke tenso que adivinó Modric. El croata escalonó con Casemiro, este con Benzema que abrió a Asensio, la sorpresa en el once, el mallorquín sirvió profundo al desmarque de Vini que frenó, metió el pase atrás a media altura y Benzema conectó una volea rotunda. Una jugada extraordinaria para desnivelar el partido más difícil.

El nivel de confianza blanca se sitúa en máximos, como demostró el tramo posterior al gol. Tocaron los centrocampistas con una soltura tal que convencieron al Atlético que era inútil presionar en campo ajeno. Vinicius perdió algunos balones en la circulación, pero se las apañó para no generar averías graves. En cambio, Felipe acudía a presionar a Benzema allá donde bajase y dejaba una descampado a sus espaldas, y el problema era mayor ante la ausencia de un medio defensivo. Griezmann apareció poco, especialmente tras recibir un duro pisotón de Carvajal que Mateu no sancionó. Le dio para lanzar una falta escorada a la escuadra defendida por el portero que Courtois correspondió con una parada notable. No volvió Antoine tras el descanso, herido.


Vinicius, el asistente


El Cholo buscó la reacción con los cambios. Lemar y Joao Félix al césped. El portugués, en escenario grande, volvió a mostrar toda su clase. En cinco minutos metió un balón excelente a Cunha que sacó Courtois con eficacia, como siempre. No tuvo más opciones. Jovic, que había relevado al tocado Benzema, pivotó en la contra hasta desubicar a Kondogbia y Felipe, abrió a Vinicius y el brasileño, en una noche menos brillante, firmó su segunda asistencia. Pase duro cruzado y Asensio, con el cañón que tiene en la bota, cruzó a la red.

Nada que objetar al Atlético en su rebeldía ante el destino. Lo intentó todo, desde los movimientos de su entrenador a la intención pisando campo contrario. Se encargó de convertir el resultado en sentencia Luka Modric, que se movió por todo el campo cortando y cosiendo el fútbol blanco. De pronto aparecía en segunda línea como ayudaba en el lateral derecho y sacaba el balón jugado. Una exhibición que levantó al Bernabéu con un centrocampista irrepetible. También ayudó Courtois a mantener el marcador propio a cero, especialmente en una falta envenenada de Lemar que tanto incomodan a los porteros. Sobre la hora, incluso, tapó con la cara un remate a bocajarro de Joao Félix. Fue lo último de un derbi con evidente superioridad blanca. Hoy por hoy no hay un equipo más sólido y completo que el que manda en la tabla. Lo demostró ante el campeón. A ver quién le baja del pedestal.

MARCA






Contenido Relacionado