Mérida, Noviembre Martes 29, 2022, 12:49 am

Inicio

Internacionales



Más de 132.000 migrantes, la mayoría venezolanos, han cruzado el Darién este año

Diario Frontera, Frontera Digital,  DARIÉN, VENEZOLANOS, MIGRANTES, Internacionales, ,Más de 132.000 migrantes, la mayoría venezolanos, 
han cruzado el Darién este año
Más de 132.000 migrantes, la mayoría venezolanos, han cruzado el Darién este año


Las cifras igualan la misma cantidad de viajeros al cierre de 2021, dijo la Defensoría del Pueblo de Panamá. Solo el jueves entraron 2.416 caminantes, entre venezolanos, haitianos, ecuatorianos y colombianos

La Defensoría del Pueblo de Panamá dijo este viernes que ya llegaron a Panamá tras cruzar el Darién, la peligrosa frontera natural con Colombia, la misma cantidad de personas que lo hicieron en todo 2021, cuando se registró la cifra histórica de 133.726 migrantes irregulares en tránsito hacia Norteamérica.

«Al día de hoy las cifras igualan la misma cantidad (de viajeros) al cierre de 2021», dijo la Defensoría en un comunicado. También anunció una reunión, este mismo viernes, de su titular, Eduardo Leblan, y su colega colombiano, Carlos Camargo, para seguir buscando vías que garanticen «el paso seguro» de esta población.

Según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM), hasta el jueves a las 6.30 hora local (11.30 GMT) un total de 132.153 migrantes irregulares ingresaron a Panamá por el Darién.

Más venezolanos cruzan el Darién

Solo el jueves «entraron 2.416 migrantes, en su mayoría venezolanos, haitianos, ecuatorianos y colombianos», precisó el comunicado de Leblanc. Asimismo, recalcó que Panamá «es el único país que lleva las estadísticas o cifras biométricas por las cuales se conoce el número de migrantes que ingresan a territorio nacional».

Mientras el año pasado la gran mayoría de migrantes irregulares eran haitianos, este 2022 son los venezolanos los que más cruzan -80.000 en lo que va de año según el Servicio Nacional de Migración (Senafront)- todos con destino a Norteamérica, especialmente Estados Unidos

Panamá acoge a los viajeros irregulares en estaciones de recepción migratorias (ERM) situadas en su frontera con Colombia y con Costa Rica. Además, toman sus datos biométricos y reciben alimentación y atención médica. Este es un operativo único en la región que consume millones de dólares anuales.

Muerte en la selva

Según datos aportados a Efe por el Senafront, en lo que va de año han muerto al menos 26 migrantes cuando cruzaban el Darién.

Uno de esos casos es el homicidio. Esta semana, un niño venezolano de 6 años de edad falleció cuando hombres armados asaltaron a un grupo de migrantes en la selva.

Los presuntos responsables de la muerte del menor de edad y de causar una herida de bala en un pómulo a su padre, serían venezolanos, colombianos y panameños, según el testimonio del sobreviviente, dijo este viernes el director del Senafront, Oriel Ortega.

Víctimas de actos crueles

«Vamos a capturar a estas personas (…) condenamos este vil acto, cobarde. Cómo es posible que encima de que les roban a estos indefensos seres humanos, arremeten contra ellos utilizando armas de fuego», dijo el jefe del organismo encargado de la seguridad fronteriza en entrevista con la cadena local TVN.

Ortega explicó que los miembros del grupo «criminal» ofrecen ayuda a los migrantes para cruzar la jungla y luego cometen sus «fechorías».

Pero la mayoría de los fallecidos este año en la selva perecieron ahogados. Entre las víctimas hay muchos nacionales de países de Asia y África que no están familiarizados con ríos caudalosos como los del Darién, explicó Ortega.

El Darién, ruta migratoria peligrosa

«Hay ocasiones en que encontramos ya osamentas o cadáveres en avanzado estado de descomposición y se entierran en el sitio de la ruta. Pero son marcados con sistemas georeferenciados de GPS», añadió.

En julio, la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de la ONU para los Refugiados alertaron que en lo que iba de año, 192 migrantes murieron en su tránsito por Centroamérica y México.

La selva del Darién es considerada una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo. Un hecho real tanto por su propio entorno salvaje, como por la presencia de grupos armados.

Los migrantes denuncian que sufren en la selva asaltos y agresiones sexuales por criminales. Se conoce que algunos permanecen presos y condenados en Panamá, informaron las autoridades.

AGENCIAS





Contenido Relacionado